domingo, 9 de octubre de 2011

AUSENTE de Marco Berger

Ultimamente, el cine en general actualiza la larga discusion sobre cuales peliculas son avidas para contar una historia gay y cuales quedan fuera de esa categoria. En realidad, es una cuestion no muy facil de discernir y opinable desde multiples puntos de vista.
Aqui el espectador puede ubicarse, desde el simple sentido comun, tanto en una charla de cafe sobre ese tema como ante la pregunta de si estamos o no frente a una obra de arte.
Es ambigua la discucion, pero rica al fin, porque siempre añade. Todo suma.
Mas alla del tema que plantea la historia, sobre el deseo de un estudiante hacia su profesor de natacion, Ausente se presta facilmente a cuestionar su ubicacion en el Cine y lo hace saber desde sus primeras escenas. La presentacion del personaje del adolescente es dalinesca, un poco surrealista, y al mismo tiempo graciosa. Puede notarse una saturacion del color particular que pone alerta.
Sin embargo, los tiempos son secos, marcados, hasta como medidos por un cronometro. Esto podria ser un punto a favor, pero a mi gusto le juega en contra. Pareciera que los personajes estan esperando que el otro termine de hablar para no pisarse. Hay baches, que son evitables para poder generar ritmo al film.
Tiene, en cuanto a la historia, algunas falencias, como cuando el profesor no lo acompañe a la puerta de la casa para verificar que la familia esta fuera y que, por eso, el chico no tiene donde quedarse. Para no dejarlo solo lo lleva a su casa.
Nada pasa. Pero el deseo esta. Habra que ver quien da el primer paso.
Por otro lado, hay un quiebre a la mitad. Inesperado. Tal vez es un giro que el director quiso dar sin saber que podria darle un final a la pelicula de otra manera. Es aqui que es cuestionable la direccion. Mientras que en su anterior pelicula, Plan B, le dio un final acorde, en Ausente es esta desplazado y, justamente, ausente.
De todas maneras, es una pelicula que vale la pena ver, y es bienvenida la manera que el Cine Argentino toca estos temas.
Aqui abajo el trailer.


Publicar un comentario